volver a SERVICIOS

Para muchos de nosotros, separar y reciclar papel, cartón y envases ya es algo habitual. Pero para dar un paso más en la búsqueda de la eficiencia, no basta con esto, también es importante usar otro tipo de contenedores de reciclaje: los puntos limpios.
Estos puntos limpios son instalaciones de uso gratuito con contenedores especiales donde se almacenan los residuos domésticos que por su composición tóxica no deben mezclarse con el resto de basura.
No todos los puntos limpios aceptan cualquier tipo de material. Las pilas, medicamentos, electrodomésticos y material electrónico son los más habituales. Sin embargo, la lista de materiales que se pueden depositar en estos contenedores especiales es muy amplia.
En España hay más de 650 puntos limpios pero, en ocasiones, los contenedores están lejos de la vivienda, lo que dificulta su uso. El punto limpio más cercano a nuestra localidad se encuentra en los antiguos lavaderos de carbón.
Los productos que podemos depositar en este punto limpio son:
  • Envases.
  • Papel y cartón.
  • Vidrio.
  • Chatarras metálicas (fontanería,etc).
  • Escombros.
  • Voluminosos: puertas, colchones, muebles y enseres.
  • Aceite vegetal.
  • Tubos fluorescentes, lámparas especiales (ahorradoras, descarga).
  • Ropa y calzado usado.
  • Pilas.
  • Teléfonos móviles.
  • TVs, ordenadores, portátiles,…
  • Resto electrodomésticos (lavadoras, aspiradoras,…).
  • Frigoríficos.