Con el alumbrado navideño el pueblo adquiere un aire festivo que alegra los fríos días invernales. Es tradicional la cabalgata de Reyes y el reparto de regalos a los niños.
La entrada del año nuevo se celebra en la plaza del Ayuntamiento con fuegos artificiales y champán.