Según las crónicas, Montalbán fue fundado hacia el año 200 antes de J.C. por los hebreos, que le habrían dado el nombre de «Libana», del que derivaría «Monte Albano»; según la tradición predicó en ella el apóstol Santiago.
La Villa se sitúa en el centro de la comarca y se asienta a orillas del río Martín; es como un nudo roto, que con su fallas y cortes da paso al río y presenta pliegues caprichosos de sus estratos superpuestos, presentando a la vista los diferentes materiales orogénicos. De ahí el gran interés de está zona para estudios geológicos. El núcleo urbano originario está en torno a la colina donde se encontraba el castillo.
Se accedía al Casco Histórico de la Villa por las puertas de la antigua muralla que circundaba el viejo núcleo urbano, por el torreón conocido como “Portal de Daroca”. Con un pórtico de planta baja. El interior de esta construcción se destinó a cárcel en tiempos pasados por lo que también se le llama “Torreón de la Cárcel”.
Portal de Daroca
Torreón de la Cárcel

Desde aquí da paso a una calle recta y estrecha, la más urbana y señorial con edificios solariegos y escudos heráldicos esculpidos en los sobre portales.

Por esta calle se generan pasadizos cubiertos que ascienden hasta la “Era de la Cruz”, elevación de terreno que junto con el lugar donde se localizan los restos del antiguo castillo de Montalbán, cerraban el perímetro defensivo.
Era de la Cruz
Iglesia Parroquial Santiago el Mayor
Esta calle muere en la Plaza Mayor (Plaza Carlos Castel) que aparece subordinada al potente volumen y majestuosidad del templo, la Iglesia de Santiago el Mayor, considerado como uno de los edificios más insignes de Aragón, joya del primer mudéjar turolense.
Al norte se abre otro portal de la Muralla, conocido también como “El Portal de la Rambla”.
Portal de la Rambla
Portal de Santa Engracia
Al final de la calle Santa Engracia otro arco de la muralla “El Portal de Santa Engracia” o “Arco del Muro”.
Por último destacar el complicado y espectacular entramado de bodegones y pasadizos subterráneos con comunicaciones, que se extienden por toda la zona antigua, principalmente desde el Torreón de la Cárcel hasta la plaza y desaguando en el río Martín, el cual se quiere restaurar por el Ayuntamiento para adecuarlo a las visitas.
Desde el Arco del Muro hay una carretera que nos conduce al barrio pedáneo de Peñarroyas.
Peñarroyas